lunes, 8 de agosto de 2011

La Policía propone la expulsión del activista prosaharaui José Morales

La Policía propone la expulsión del activista pro saharaui José Morales por “participar en actividades contrarias a la seguridad nacional o que pueden perjudicar las relaciones de España con otros países”. José Morales es un decidido defensor de los derechos humanos de la población saharaui en las zonas ocupadas y encabeza la campaña por el esclarecimiento del asesinato en El Aaiun del joven Said Dambar.
¿A qué país “amiguísimo” de España puede interesar que Morales quede fuera de la circulación? ¿quién quiere que los saharauis y activistas pro saharauis tomen nota?
* Asociaciones y organizaciones internacionales por favor adherirse al manifiesto en adcastilla@hotmail.com

 ******************************************

 
CANARIAS 7.   ARRECIFE. - ACN PRESS / I.O.

La Dirección General de la Policía, ha propuesto la expulsión del ciudadano uruguayo José Morales del territorio nacional durante un tiempo de tres años. La decisión está ahora en el tejado de la Delegación del Gobierno, que deberá resolver el expediente abierto contra Morales, detenido el pasado 22 de julio tras un altercado contra un agente durante una concentración prosaharaui en Arrecife.



La propuesta se le ha comunicado a Morales esta mañana en la Comisaría de la capital lanzaroteña. La policía da como probado que Morales “provocó con su actitud y dio lugar a graves alteraciones” que pusieron en grave peligro la seguridad de dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía, según dice la resolución.

Añade que los agentes “se vieron obligados a desenfundar (sus armas) como medida de autodefensa” y se vieron acorralados hasta que llegó la Policía Local, además de que se provocaron daños en establecimiento hostelero donde se dieron los hechos. A pesar d esta descripción de los hechos, no se efectuó ninguna detención en el momento ni se tomaron los datos de ninguna de las personas que, supuestamente, agredieron al agente.

La versión del activista argumenta que él intentó sacar fotografías a un agente de incógnito que vigilaba la concentración y que sacó su arma cuando fue reconocido por los manifestantes, sin haberse identificado previamente, según denuncian los implicados.

La propuesta de expulsión se realiza por la aplicación del artículo 55 1 A de la Ley Orgánica sobre derechos y libertades de los ciudadanos extranjeros en España, en referencia, a demás a la Ley de Extranjería de 2009. Ese artículo hace referencia a “participar en actividades contrarias a la seguridad nacional o que pueden perjudicar las relaciones de España con otros países, o estar implicados en actividades contrarias al orden público previstas como muy graves en la Ley Orgánica 1/1992, de 21 de febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana.

Según fuentes jurídicas consultadas, se trata de la primera vez, tras la entrada en vigor de la Ley de Extranjería de 2009, que se propone la expulsión de un extranjero de España sin que haya una resolución judicial firme. Morales recurrirá la decisión en las próximas 48 horas, y tendrá que resolver la Delegación del Gobierno. Como ha informado a CANARIAS AHORA Federico Teodoro Pérez, comisario de la Policía Nacional en Arrecife "esta propuesta va a la Delegación del Gobierno y este hombre tiene 42 días hábiles para poder impugnar este procedimiento que posteriormente resolverá la Delegación". Además ha aclarado que "no se le ha resuelto expediente alguno, y quien resuelve el expediente es la Delegación del Gobierno".
 
 

CANARIAS AHORA ha contactado con el portavoz del colectivo saharaui Espacio Sáhara Lanzarote, Bachir Mansur, quien ha deseado "que el nuevo estudio de las alegaciones tengan cordura y un clima positivo" para que así finalmente José Morales se pueda quedar en el país.

Hechos

Hay que recordar que Morales interpuso, tras los incidentes, una denuncia contra un agente de la Policía Nacional, que, vestido de paisano, sacaba fotografías de los manifestantes de una concentración en defensa del pueblo saharaui, en las inmediaciones de la Calle Real de Arrecife.

El agente, del que la Delegación del Gobierno ha reconocido que formaba parte del contingente enviado a la manifestación, fue increpado por algunos manifestantes y, en lugar de identificarse, sacó la pistola diciendo que era policía. Se produjo un altercado entre el agente y algunos manifestantes, que terminó cuando llegó la Policía Local, que acabó llevándose al agente. Posteriormente, Morales fue detenido y se le imputa un delito de atentado contra la autoridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada